domingo, 9 de julio de 2017

viernes, 7 de julio de 2017

Nunca quisiste mostrarme tu poesía
las hojas en donde confesaste
que aquellas noches fueron 
para ti
igual de inmensas
igual de esperadas
igual de promesa
Nunca conocí tu palabra
y sin embargo
todo ese amor
que construimos en tu cama
todavía canta.

lunes, 3 de julio de 2017

Siempre que pienso en tu país
pienso
en quererte
en techos a dos aguas
verdor
y tu cuerpo húmedo

pienso en mapas
en guaratenco y yucamaní
en sendas de pasto largo
y encontrarte

pienso en tu país
y pienso también
en el mío
en el ejército de sordos
que los devoran

en mis ojos que podrían
volverse tu casa
y en caminar por fin
la casa de tu infancia

siempre que pienso en
tu país
siento tu pueblo
tus calles  tu andar
tu soledad
tus besos

siento que te
conozco
y puedo imaginarme
con gran facilidad
que
en tu país
me quedo.

domingo, 2 de julio de 2017

En otra historia,
amor,
tú y yo fuimos pacientes;
supimos besar a la noche
con cuidado,
abrirnos al sol
así como estuviéramos:
heridas
cansadas
repletas de miedo
ardiendo

yo, por mi
parte, supe
quererte sin esperas,
habitar tu boca,
tener a la mano
un incendio para
cada una de tus batallas,
sentarme a mirar
tu baile,
darle a tu luna fría
un amor bestial

tú, por la
tuya, supiste
recibirlo,
y que me amaras de
regreso fue
casi involuntario,
supiste escribirme poemas
y hoy en día se leen
en más de veinte países
y hoy en día
sigo siendo tuya

supimos
ambas
compartir la ducha,
el sueño,
el hambre,
la mesa con
tus padres,
la mesa con los míos,
el tedio,
tu cuello,
mis manos

en otra historia,
mi amor,
tú y yo fuimos
todo aquello
que en esta tangible
realidad
bien podría ser
un fracaso
o
un comienzo.

lunes, 26 de junio de 2017

Pero yo sigo esperándote
reina de mis amores
igual que hace seis años
igual que hace cien

sé que han habido pueblos
selvas y guerras
paraísos y heridas
que han demorado tu paso

los mismos que han hecho
tus manos frondosas
tu mirada certera
tu cuerpo único

es por eso que te espero

no temo sentirme incompleta
por vivir con el anhelo de que
tus brazos me sujeten
o por imaginar que el mundo
será más dulce
a tu lado

si bien he sabido ser alegre
súbdita de los cielos
llorar porque mar
quererte desde este lejos

seguiré por siempre
caminando hacia
lo nuestro.
Hay días
en los que no tendría
por qué salir a la calle
y mirar a la gente
o
desempeñar bien
mi trabajo
o
entusiasmarme con aquel paseo
por la montaña
sólo
para comprobarle al mundo
que mi corazón
está latiendo.

lunes, 12 de junio de 2017

Quisiera volver a escribir
Después de haber sido tuya
Tras haber amado el mar y el suelo
Después de llorar cantando
De reír en tu boca
Después de haber vivido un poco
Que viniera la palabra
Y me robara.